Seleccionar página

Un grupo de niños decidió tirar piedras a Santa Claus al quedarse sin caramelos que repartir durante un desfile navideño en el municipio de Itatiba, en el estado brasileño de Sao Paulo.

El Santa Claus recorría las calles de la localidad, a la altura del barrio Porto Seguro, y en un momento dado se le acabaron los caramelos, lo que indignó a alrededor de siete niños, de entre 9 y 12 años, que no dudaron en responder lanzándole piedras.

“Comenzaron a correr detrás de nosotros insultándonos y tirándonos piedras y dulces”, relató uno de los ayudantes que acompañaba a Santa Claus.

Ninguno de los voluntarios que participaba en el desfile, incluido Papá Noel, resultó herido. El incidente ya se había repetido otros años en el mismo barrio.

En el tradicional desfile se presenta el conocido como Santa Claus Luizao, dueño de una funeraria que desde hace años, por estas fechas, reparte caramelos entre los más pequeños de este municipio paulista.

El Papá Noel en cuestión no quiso hablar con los medios de comunicación pero en su perfil de redes sociales se lamentó por lo sucedido y afirmó que hasta el día 25 van a “intentar pasar por la avenida principal” para seguir repartiendo caramelos.