Seleccionar página

Verona Koliqi, una joven originaria de Kosovo que vive actualmente en Londres, hojeaba fotos con su novio, ahora prometido Mirand Buzaku. Se trataba de imágenes tomadas durante sus vacaciones familiares en una playa de Montenegro hace 10 años.

En una de ellas aparece Koliqi con más parientes, pero Mirand se fijó en un niño al fondo sobre una colchoneta inflable con una ropa similar a la que él solía llevar. “Espera, ¡creo que soy yo! De ninguna manera, eso no puede ser cierto”, afirmó Koliqi, según relató.

Tras el intrigante hallazgo, la pareja decidió investigar si realmente el chico que aparecía al fondo en la fotografía era Mirand en su niñez. Entonces analizaron más a fondo y confirmaron con los miembros de la familia que era él quien aparecía en la foto de Koliqi.

La imagen que colgó Koliqi a su perfil de Instagram alcanzó más de 30 mil likes por la curiosidad de la historia.

La pareja se conoció recién en el verano de 2016, cuando Koliqi se encontraba de visita en Kosovo y se cruzó con Mirand. Este verano la pareja se comprometió en Turquía.