Seleccionar página

Todos los años desde 1960 el Hospital de Stamford, en el Reino Unido, recibe una postal navideña cuyo remitente prefiere mantenerse en el anonimato. El mensaje de una de las tarjetas reza: “De un paciente muy agradecido. Y todavía con fuerzas”.

El personal del centro sanitario está muy intrigado por la identidad de un paciente que durante casi seis décadas ha mostrado ininterrumpidamente su agradecimiento al hospital donde se curó. La enfermera Sue Brook dice: “Sería perfecto encontrar al hombre que después de tantos años sigue sintiéndose agradecido”.

Dicen que todas las tarjetas llevan la dirección de una sección del hospital que actualmente no existe y donde sólo se atendía a hombres. Para estrechar la búsqueda descubrieron a qué territorio pertenece el sello de correos. Y es que todos los trabajadores del hospital quieren saber quién es el misterioso paciente agradecido y a su vez darle las gracias por valorar su trabajo.