Seleccionar página

La mayoría de las personas conocen el problema por experiencia propia: en invierno, cuando hace frío, todo sabe algo mejor y nos apetece comer más.

premio perros 1

La factura llega con la primavera, cuando nos damos cuenta de que nos fatigamos más fácilmente al caminar y vemos que la ropa nos queda justa.

Pues perros y gatos tienen problemas similares, por eso los expertos recomiendan ponerles a ellos también un programa de fitness con la llegada de la primavera.

“Una ligera subida de peso durante los meses de invierno es normal en perros y gatos”, explicó Rolf Spangenberg, veterinario. “La capacidad del cuerpo para almacenar grasa en invierno puede ser en la naturaleza, incluso necesaria para la supervivencia”.

Sin embargo, los animales gordos se ponen enfermos con más frecuencia y su esperanza de vida puede reducirse significativamente en comparación con la de congéneres que están en su peso. Es recomendable respetar siempre las dosis de pienso y comida húmeda que recomienda el fabricante de la comida del animal. Quien quiera darles algún snack además de la comida normal, deberá reducir la cantidad que da al animal de ésta.