Seleccionar página

Limpiar, cocinar y sobre todo no decir nada; estos eran los preceptos de un “curso de moral para las mujeres”, que las autoridades chinas acabaron suspendiendo después de difundirse un polémico video con una de sus lecciones.

mujeres machistas 3

“Las mujeres tienen que hablar menos, limpiar más y callarse”, asegura una profesora a un grupo de estudiantes, en un video que se convirtió en viral en las redes sociales

“Las mujeres no deberían esforzarse en subir en la escala social sino quedarse siempre en el nivel más bajo”, prosigue, en un curso organizado en la ciudad de Fushun, en el noreste del país.

Estas clases comenzaron en 2011 por iniciativa de la “Asociación de Investigación sobre la Cultura Tradicional de Fushun” para defender los valores confucianos. Pero las imágenes causaron un gran revuelo.

El ayuntamiento de Fushun aseguró que las clases empezaron sin el visto bueno de las autoridades y que por lo tanto serían suspendidas, precisando que se habían abierto sucursales en otras tres ciudades del país.

En estos últimos años, los cursos de moral tradicional se han ido multiplicando en China, fundándose en los principios de la filosofía de Confucio para propagar los valores de obediencia y conservadurismo.

El confucionismo, venerado en la época imperial, fue combatido por los comunistas tras su llegada al poder en 1949. Pero esta filosofía vuelve a estar en boga desde hace cinco años, bajo la presidencia de Xi Jinping, que no duda en citar al reconocido pensador para defender la cultura china tradicional con fines patrióticos.