Seleccionar página

Un cura escocés pidió rezar para que el príncipe Jorge de Inglaterra, que tiene cuatro años y tercero en la línea de sucesión al trono, sea homosexual y así ayude a la normalización del matrimonio gay.

principe george 1

Kelvin Holdsworth, rector de la catedral de Glasgow y figura prominente de la Iglesia Episcopal escocesa, levantó una polvareda en la prensa al formular su propuesta en su blog.

Para conseguir que la Iglesia acepte las bodas homosexuales, escribió, existe la opción de “rezar, en la privacidad de sus corazones, para que el Señor bendiga al príncipe Jorge con el amor, cuando crezca, de un buen caballero joven”.

“Una boda real ayudaría a solucionar las cosas de manera remarcablemente fácil, aunque tendríamos que esperar 25 años a que eso ocurriera”, añadió.

La Iglesia anglicana de Inglaterra no acepta el matrimonio homosexual, a diferencia de su rama escocesa.

La propuesta fue recibida con indignación en sectores religiosos. Gavin Ashenden, antiguo capellán de la reina Isabel II, bisabuela del príncipe, dijo que la propuesta es “desagradable y desestabilizadora”, y equivale a “una maldición”.