Seleccionar página

Ubicado a un costado de la Catedral de Cuernavaca, Morelos, se encuentra la Casa de la Torre, ex convento franciscano del siglo XVI, recinto que alberga el Museo Robert Brady.

museo brady 2

Brady fue un personaje muy singular. Nacido en Iowa, Estados Unidos, en 1928, desarrolló desde pequeño una gran afición por las artes plásticas.

Más tarde viajó por Europa y radicó seis años en Venecia, donde se relacionó con un grupo de importantes artistas que solían reunirse con la famosa Peggy Guggenheim, con quien entabló una sólida amistad.

En 1959, Robert Brady llegó a México y se enamoró de Cuernavaca, por lo que compró la Casa de la Torre, anterior observatorio meteorológico del antiguo seminario franciscano, e inició su cuidadosa restauración para vivir en ella.

A lo largo de su vida, adquirió mil 400 piezas de arte, hasta lograr una colección ecléctica en la que encontramos figuras ceremoniales primitivas, marionetas, Cristos antiguos, pinturas coloniales, arte plumaria y alfombras persas, todo en armónica convivencia en una misma sala.

Todas las piezas están tal como él las dejó al morir en 1986. Brady había expresado su deseo de que su casa se convirtiera en museo, y para ello se formaron dos fundaciones, una en México y otra en los Estados Unidos, encargadas de administrar la colección.