Seleccionar página

Un profesor de un estudiante de Los Ángeles, Estados Unidos, se presentó en el aula de una peculiar manera. El maestro llegó a clases dentro de un ataúd y ahí permaneció por unos instantes como si se tratara de una ceremonia luctuosa.

hombre ataud

Al más puro estilo de la pintora Frida Kahlo, quien en 1953 arribó a una exposición en la Galería de Arte Contemporáneo de la Ciudad de México en una cama de hospital, el docente realizó su performance con un claro y directo mensaje: la clase entera había alcanzado muy malos puntajes y su acción ejemplificaba cuán “muerto” lo habían dejado con su falta de esfuerzo académico.

Mario, uno de los alumnos del profesor, subió a Twitter una fotografía del acto y causó la reacción de numerosos internautas quienes dividieron su opinión entre si se trató de una acción correcta o un poco exagerada.

La imagen causó tal interés que hasta el momento ha sido compartida en más de cien mil ocasiones.