Seleccionar página

La Tierra es redonda. Éste no es un hecho muy disputado, a menos que seas miembro de la Inquisición Romana del siglo XVI o que seas el rapero B.o.B,

tierra plana 1

Sin embargo, gracias a una teoría de la conspiración llena de puntos débiles, un pequeño pero dedicado grupo de personas todavía está convencido de que la Tierra es plana. Uno de ellos, “Mad” Mike Hughes, hombre de 61 años, ha pasado los últimos años construyendo un cohete espacial casero impulsado a vapor en su garaje para demostrar que está en lo correcto.

Hughes subirá a bordo del cohete con la esperanza de acercarse un paso más a demostrar, de una vez por todas, que el mundo tal como lo conocemos es en realidad un disco plano con una pared gigante de hielo a su alrededor.

“No creo en la ciencia”, le dijo Hughes. “Sé de aerodinámica y dinámica de fluidos, sé acerca de cómo se mueven las cosas en el aire, del tamaño de las toberas de los cohetes y de propulsión. Pero eso no es ciencia, son sólo fórmulas. No hay diferencia entre ciencia y ciencia ficción”.

Hughes lanzará su cohete, que costó unos 20 mil dólares y está patrocinado por el grupo Research Flat Earth, en Amboy, un pueblo fantasma en California. Espera alcanzar velocidades de hasta 800 km/h.

Hughes ya se lanzó por los aires en 2014, cuando se lanzó 400 metros en el aire en un cohete anterior. Sobrevivió, pero se dice que necesitó tres días para recuperarse de los efectos de las fuerzas G.

Si logra cumplir con la misión, Hughes dijo que planea comenzar a trabajar en un cohete que lo llevará aún más lejos, esperando llegar finalmente al espacio y ver la gigante y plana oblea Necco, que es nuestro planeta con sus propios ojos.