Seleccionar página

Con sus dos plantas, el Palacio Municipal de Tehuacán fue la casa más alta de la ciudad por mucho tiempo, de ahí que los pobladores del siglo XIX llamaran al edificio “La Casa de los Altos”.

casa altos 2

La edificación fue construida a principios del siglo XIX. Se dice que el Sr. Domingo de Apresa quiso alzar una casa de un solo piso precisamente en ése lugar cuando el paisaje era muy diferente de lo que es ahora. En ése entonces no había ninguna otra construcción entre el ahora Parque Juárez y el convento de San Francisco.

Los frailes franciscanos protestaron ante sus pretensiones alegando que semejante edificio les quitaría la vista a la plaza de la ciudad. Después de una fuerte disputa, se comenzó la construcción de un edificio no de un piso como era su plan original, sino de dos para hacer rabiar a los frailes.

Su construcción se finalizó en 1804 y se inauguró en ocasión de la Consagración del Sr. Obispo de Puebla.

En 1844 el Ayuntamiento compró éste edificio casi en ruinas. A principios del siglo XX, ante la falta de recursos monetario se vio obligado a rentar locales del edificio a particulares.

La fachada es de inspiración morisca, sin pasar por la puerta, pero ya parte del interior, está el asombroso mural “Tehuacán y sus cinco regiones” que plasma la evolución de Tehuacán desde la época prehispánica, fue realizado por Rutilio y Santiago Carpinteyro.