Seleccionar página

Un felino espacial que ayudó a allanar el camino para que los humanos viajaran al espacio, como la perra Laika, había pasado inadvertido todo este tiempo hasta que animalistas decidieron cambiar esto.

gato espacial 1

Según la asociación Kickstarter, en 1963, Francia convirtió a una gata llamado Félicette en el primer y único felino en viajar al espacio. Se lanzó sobre un cohete y voló cerca de 157 kilómetros sobre la Tierra, donde experimentó brevemente la ingravidez. Quince minutos más tarde, regresó a la Tierra de forma segura, lanzándose en paracaídas en su pequeña cápsula espacial, sana y salva.

Desafortunadamente para Félicette, su legado ha sido eclipsado por muchos perros, monos y chimpancés que volaron al espacio en la década de 1960.

Ahora, la asociación quiere inmortalizar a este gato contribuyendo a un fondo para construir una brillante estatua de bronce  en su ciudad natal de París. Las donaciones están abiertas hasta el 17 de noviembre.

Dependiendo de cuánto se esté dispuesto a donar, las recompensas incluyen postales “autografiadas” con la huella real de Félicette, insignias de pasadores de esmalte, bolsas de tela y fotografías impresas del animal. Los donantes más generosos tendrán sus nombres incluidos en una placa junto a la estatua y se les dará una pequeña réplica de la estatua.