Seleccionar página

El pastor neozelandés Logan Robertson, quien aboga por la pena de muerte para los homosexuales y opina que las mujeres deben quedarse en la cocina, tiene previsto abrir una iglesia en Australia

pastor australia 2

Robertson anunció en Facebook que él y su familia se transladaron a la ciudad australiana de Brisbane para “plantar” una nueva iglesia satélite en esa ciudad, aunque seguirá dando sermones ante su habitual congregación neozelandesa.

El religioso expresó en julio pasado ante su congregación que la Biblia no se refiere al matrimonio homosexual, por lo que él en principio no se opone a ello “solo si una bala les atraviese la cabeza en el momento en que se besan”.

Asimismo, en un video difundido el 22 de mayo pasado, Robertson instó a que Nueva Zelanda legisle a favor de la pena de muerte para los homosexuales por considerar que la sodomía es un pecado y un acto abominable a los ojos de Dios.

Asimismo el pastor aseguró que no le permite a su esposa votar y consideró que la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, debería “ir a la cocina a donde pertenecen las mujeres”, según dijo recientemente en un sermón.

Robertson no ha sido sancionado por sus comentarios en Nueva Zelanda debido a que las autoridades no hallaron evidencias de que haya cometido un crimen.