Seleccionar página

Monclova es una ciudad de origen minero debido a sus depósitos naturales de carbón. En la actualidad. Además, se relaciona estrechamente con la lucha por la Independencia, puesto que las personas que acompañaron al cura Hidalgo en su levantamiento en armas, en la primera etapa de su gesta, fueron hechas prisioneras en este lugar.

polvorin 1

En esta ciudad se construyó en 1778, un depósito de pólvora para las tropas que protegían a toda la región de ataques chichimecas. Tras la independencia fue abandonado hasta principios del siglo XX, cuando se rescata para funcionar como escuela, luego hospital de sangre, garita y bodega, hasta finalmente convertirse en museo en 1977.

El Museo El Polvorín resguarda en sus cinco salas una heterogénea colección de piezas antiguas. La sala de arqueología exhibe cráneos humanos, fragmentos de cestería, artefactos líticos y otros restos de los antiguos pueblos cazadores-recolectores de la zona. Estas piezas alternan en las vitrinas con escultura y cerámica mesoamericanas, lo cual crea un interesante contraste cultural.

Otra sala se encuentra dirigida a los últimos siglos de la historia local desde la fundación de Santiago de la Monclova en 1698. Destaca el tronco del nogal al que estuvo atado Miguel Hidalgo aquí tras su captura en marzo de 1811. Decenas de revólveres y fusiles justifican el título de este museo.

En una sala vecina se muestran fotos y pertenencias de varias personalidades vinculadas a la región de Monclova como los generales revolucionarios Bruno Neira, Lucio Blanco y Pablo González, el empresario Harold Pape y el músico Jesús “El Chapul” Martínez Larrañaga.