Seleccionar página

Guanajuato es una ciudad que guarda leyendas en sus edificios y callejones, además de poseer su propia literatura acerca de estas historias que han dado fama a la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

casa lamentos 2

Dentro de la ciudad, existen museos que hablan de estas leyendas, uno de ellos es la Casa de los Lamentos. Se dice este inmueble fue habitado por la hija del marqués de San Clemente, quien era dueño de las minas de Cata y de Mellado.

Esta casa, que data del siglo XVIII, funcionó como oficina postal y en el año de 1890 pasó a manos de un acaudalado ingeniero minero que compraría la propiedad con fines de acondicionarla para su prometida Doña María Constanza de la Rivera Olmedo. Esto antes de que sus vidas fueran marcadas por una tragedia.

Entre sus rincones oscuros y colmados de misterio, la casa aguarda la historia de Don Tadeo Fulgencio y Doña Constanza: ella fue asesinada y él enloqueció a raíz de la muerte de su mujer.

Constanza fue asesinada en un asalto fallido, esto provocó que Tadeo perdiera la razón. En su dolor, buscó a una bruja para que lo ayudara a contactar a su mujer en el más allá.

La bruja enseñó rituales de magia negra a Tadeo, entre los cuales se incluían sacrificios humanos; en la casa se hallaron restos humanos y libros de magia negra.

En el interior de la Casa de los Lamentos podrá conocer los pasatiempos preferidos de Don Tadeo Fulgencio, sus deseos, su tragedia, su venganza, disfrutando de una leyenda más de la ciudad.

Se dice que la casa es sitio de múltiples fenómenos paranormales, de hecho toma su nombre debido a que supuestamente es común escuchar dentro de la casa ruidos de lamentos y gritos. Los actuales propietarios relatan que es posible escuchar también el sonido de tacones.