Seleccionar página

La icónica y más famosa pantalla de Londres, ubicada en Piccadilly Circus, se volvió a encender luego de nueve meses, acompañada de controversia, ya que muchos ven en ella una especie de “Big Brother” que vigila a todos en la capital británica. 

pantalla londres 1

No en vano, la nueva pantalla curva y de alta definición cuenta con reconocimiento de objetos y de rostros. Además, tiene capacidad para registrar el paso de automóviles y de peatones, así como para programar publicidad.

Las cámaras ocultas siguen la marca, el modelo y el color de los coches, así como la edad, el género e incluso el estado de ánimo de los peatones.

Landsec, la empresa propietaria de la pantalla, explicó que la tecnología de reconocimiento está influida por la gente y todo aquello que la rodea, lo que permite que los anuncios publicitarios se dirijan mejor a los espectadores locales.

En este sentido, se puede utilizar para programar ciertos anuncios publicitarios, de tal forma que se reproduzcan cuando pasa un automóvil o, por ejemplo, en respuesta a los cambios del clima.