Seleccionar página

Tres piezas del acervo del Museo Nacional de San Carlos (MNSC), examinadas histórica, física y químicamente, son el hilo conductor de la exposición que se presenta en ese espacio museístico hasta el 4 de marzo.

mnsc

El Instituto de Investigaciones Estéticas y el Posgrado en Historia del Arte de la UNAM realizaron, bajo la dirección de las doctoras Elsa Arroyo y Clara Bargellini, estudios de técnicas de registro de imagen y análisis de obras por métodos no destructivos a tres piezas: “La Virgen de la leche”, “Las siete virtudes” y “El entierro de Cristo”.

Para llevar a cabo los análisis científicos de algunas pinturas y grabados de los siglos XVI y XVII, utilizaron métodos de imagenología, luz visible y ultravioleta, métodos de imagenología y radiación infrarroja, reflectografía infrarroja y falso color infrarrojo rayos X.

También, análisis de caracterización de material por métodos no invasivos, flourescencia con rayos X, espectroscopía de absorción y reflectancia con fibras ópticas (FORS), análisis estratigráfico de micro-muestras, y microscopías -óptica y electrónica de barrido (SEM-EDX).

De esta forma, tal como en una tomografía, el público podrá observar cómo se realizaron dichas obras, como se repintaron, así como la psicología, las capas pictóricas, y los arrepentimientos de los pintores.

En el caso de “La Virgen de la leche” se pudo confirmar la atribución al pintor florentino Jacopo Pontormo, a través de un acercamiento a las técnicas y materiales usados en la creación de la obra. De ahí se pudo profundizar en el significado de la composición en su contexto religioso y cultural.

En el caso de “Las siete virtudes” aún no puede ser atribuida con seguridad a su supuesto autor, Pedro de Campaña, por tratarse de un artista poco conocido. Sin embargo, la historia compleja de los cambios en la pintura, a través del tiempo, es sumamente instructiva. La ciencia permitió detectar las alteraciones en la obra y hasta proponer una aproximación a los colores originales.

La tercera pintura, “El entierro de Cristo” basada en una obra de Caravaggio, se enfrenta al problema de la copia en la historia del arte, un tema de gran interés para ese artista en particular, pero también para la historia de la pintura en la Nueva España y en el México del siglo XIX, cuando nuestros artistas conocían pocas obras europeas originales.

Este proyecto de más de dos años tiene el objetivo de dar interpretaciones a obras que ya tienen una historiografía y tradición bien establecida, pero que necesitaban ser revisadas desde otro ángulo. De esta manera, el visitante podrá interactuar, experimentar y reflexionar en torno a las obras de la colección del museo, en un ambiente lúdico y de confianza.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 4 de marzo de 2018.

 

Lugar: Museo Nacional de San Carlos

Dirección: Puente de Alvarado 50, Col. Tabacalera, Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Horario: De martes a domingo, 12:30 – 18:00 hrs.

Costo: $45.00