Seleccionar página

Cuando vas al supermercado puedes encontrar una gran variedad de productos, pero ¿qué pasaría si solo ofrecieran productos nacionales? Probablemente le sobrarían muchos metros cuadrados al establecimiento.

tienda xenofobia 2

Esta es la estrategia que ha seguido el supermercado alemán Edeka en Hamburgo, para combatir la xenofobia y el racismo.

Los clientes se encontraron con un letrero poco habitual, porque muchos de los productos que se ofertaban no estaban disponibles, ya que traspasaban las fronteras alemanas, dejando así unas estanterías muy pobres y con poca variedad de artículos. Por ejemplo, se quedaron sin las frutas y verduras que la cadena exporta desde España.

En su lugar, se podían leer varios carteles con mensajes como: “este estante es bastante aburrido sin variedad”, “día de la diversidad” o “así queda una estantería sin productos extranjeros”.

La campaña fue bien recibida, y las redes sociales se llenaron de imágenes del estado en el que encontraron las tiendas.