Seleccionar página

Neonazis, supremacistas y otros militantes del odio en Estados Unidos lo tienen ahora más difícil para encontrar pareja.

ok cupid 1

Aplicaciones de citas como Ok Cupid han comenzado a expulsar de sus bases a todos aquellos que han sido identificados como usuarios non gratos, tras los sucesos de Charlottesville.

Las imágenes de la concentración racista en esa ciudad universitaria de Virginia hace dos semanas mostraron al país que los supremacistas no son solo hombres mayores, rurales y sin estudios, sino que también van a la universidad, no pasan de la treintena y pertenecen a una generación Millennial, quienes como cualquier otro joven de esta generación, están enganchados a las redes sociales, hacen casi todo con su celular y buscan el amor en aplicaciones de citas.

Todo eso lo tendrán más difícil ahora porque les están cerrando la puerta las plataformas más populares para comunicarse, pagar electrónicamente, alojarse, desplazarse o encontrar pareja.

De todos los pasos dados por las tecnológicas para aislar a los racistas, el que más ha llamado la atención es el de las aplicaciones de citas, siendo la primera Ok Cupid, al anunciar con orgullo que había expulsado al supremacista Christopher Cantwell.

ok cupid 2

“No hay espacio para el odio en un lugar donde estás buscando amor”, dejó en claro la empresa, que ha pedido a los usuarios alertar enseguida cuando se encuentren con perfiles de personas “involucradas en grupos de odio”.

A Cantwell lo reconoció una chica en el popular reportaje de Vice News sobre la violencia de Charlottesville y comunicó de inmediato a Ok Cupid que este joven la había contactado recientemente en la plataforma.

A pesar de su ideología, Cantwell era muy activo en la búsqueda del amor; en su página web personal escribió varios textos sobre estrategias para ligar en Ok Cupid.

Otras plataformas de citas como Tinder o Match aún no se han pronunciado al respecto, pero con actitudes tan ofensivas como las que exhibía Cantwell, estos jóvenes lo tendrán difícil para encontrar el amor de todos modos.