Seleccionar página

Desde hace unos días, unos cangrejos rojos corretean a sus anchas por el parque berlinés de Tiergarten, haciendo las delicias de las personas que pasean por él, pero su voracidad preocupa sobremanera a los expertos.

cangrejos rojos 1

De entre 10 y 15 cm, el cangrejo de río americano, también conocido como cangrejo rojo, un deleite para el paladar de los amantes de los crustáceos, debería haberse quedado confinado en los criaderos.

No se sabe a qué se debe su presencia en el bosque de Tiergarten, lindante con la Puerta de Brandeburgo, la cancillería y grandes arterias comerciales de Berlín Oeste, pero algunos especialistas barajan la posibilidad de que los hayan soltado algunos criaderos porque ya no se interesan por ellos, o se produjo una superproducción.

Otra posibilidad es que los acuariófilos hayan tirado crustáceos para deshacerse de ellos. Y es que los aficionados aprecian mucho este tipo de cangrejos para sus acuarios, pero en su mayoría no por mucho tiempo.

En condiciones normales, estos cangrejos suelen mantener la cabeza bajo el agua, por lo que viven en estanques y lagos.

Para intentar frenar la propagación de los crustáceos en Berlín, las autoridades cuentan ante todo con sus enemigos naturales, como el zorro, el mapache o la anguila. De hecho, se han introducido algunos ejemplares de este pez en los estanques de Tiergarten, aunque se hizo hincapié en que la captura de animales silvestres no está autorizada y se considera caza furtiva.