Seleccionar página

Un total de 15 esculturas de gran formato en las que “Timo” pilotea un avión de papel, sube o baja una escalera, según la perspectiva desde la que se observe, encima de un dólar, sostiene un globo o mira desde una banca el tránsito vehicular de Avenida Juárez, integran la exposición que el artista Rodrigo De la Sierra presenta en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

timo gente

“Timo entre la gente” es una muestra que buscan la interacción con el público, no intenta contar una historia, sino hablar de temas como la conciencia vista a través del ego, la superación y el hacerse presente, también aborda el amor, el trabajo, el dinero y el juego.

El artista considera respecto a la obra que “la vida es demasiado seria como para tomarnos tan en serio”. Timoteo, que de cariño le nombran Timo es un personaje que cuestiona la vida cotidiana “con toques de ironía y sarcasmo, apuntar desde clichés hasta ciertos aspectos muy profundos de nuestra vida… Timoteo es una actitud, no una forma y la forma que tiene es el resultado de su actitud”.

En Timo hay cierto heroísmo que siempre está dispuesto a descubrir, en medio del entorno hostil, la posibilidad de superar un mundo no siempre hecho a su medida.

El humor ácido del artista lo aleja de cualquier lectura melodramática. El anonimato y el lenguaje gestual crean una poética enrarecida, un contrapunto eficaz para la ironía y la crítica. Como buen fabulista, Sierra es un crítico y un narrador. Sus tramas breves y elementales provienen de la economía gráfica de la historieta y el diseño.

Cada una de las 15 esculturas —elaboradas con bronce, fierro, perfil metálico y acero inoxidable— tiene un nombre que transmite el mensaje del artista: “Bajo control”, “Horizonte”, “Big Steps”, “El piloto”, “Buscando equilibrio”, “El avión de papel”, “Los de arriba y los de abajo”, “United States on America”, “Gran ego”, “Balance”, “Volar”, “Nueve bloques”, “El vigilante”, “Punto de fuga” y “Retrato”.

Rodrigo De la Sierra es arquitecto de profesión, un conocimiento que le ha sido básico para crear sus piezas escultóricas. Después de ejercer varios años la arquitectura, decidió abandonar esta actividad para dedicarse a lo que desde siempre ha considerado su verdadera vocación: la escultura.

Su trabajo se ha expuesto en Italia, China, Japón, Estados Unidos, España, Corea del Sur y participado en ferias y bienales nacionales e internacionales como Zona Maco, Art Market de San Francisco y Palm Spring, Asia Contemporary art show.

Las piezas que componen la muestra “Timo entre la gente” se exhiben en la Alameda Central del Centro Histórico de la Ciudad de México hasta el 31 de agosto.

 

Lugar: Alameda Central

Dirección: Av. Juárez S/N, Centro Histórico, Ciudad de México.