Seleccionar página

Cansado de lidiar a diario con las complicaciones de tomar el autobús o conducir la bicicleta en las congestionadas calles de Múnich para llegar a su trabajo, Benjamin David optó por irse nadando.

hombre nadando 2

Ahora David empaca su computadora portátil y su ropa en una bolsa impermeable que se acomoda en la espalda, se pone el traje de baño y se sumerge en el río Isar para iniciar el trayecto.

“Es hermosamente refrescante y además es la vía más rápida”, contó David. “Solía ir en bicicleta, autobús, auto o a pie y toma mucho más tiempo. Hoy la corriente estaba bastante fuerte y solo me demoré 12 minutos”.

“Lo hago sobre todo en verano, pero también se puede hacer en invierno; ahí uso un traje de baño más largo”, contó David.