Seleccionar página

Tenía 39 años y durante nueve vivió con una antropóloga de la Universidad de Tennessee, con quien aprendió a limpiar su habitación, crear y usar herramientas y memorizar la ruta a un restaurante de comida rápida.

orangutan 1

Chantek era un orangután macho que aprendió a comunicarse a través del lenguaje de señas y murió en un zoológico de Atlanta, Estados Unidos.

Los veterinarios del zoológico venían tratando a Chantek por una enfermedad cardíaca, aunque se mostraron reticentes a proporcionar una causa firme de la muerte del animal.

El primate fue objeto de un documental en 2014 titulado The Ape Who Went to College (El simio que fue al colegio).

El orangután se mudó al zoológico de Atlanta en 1997, donde frecuentemente usaba el lenguaje de señas para comunicarse con sus cuidadores, con quienes había desarrollado estrechos lazos personales a lo largo de los años.

No obstante, “era tímido” para comunicarse “con personas que no conocía y a menudo escogía formas de comunicación más típicas de los orangutanes”, como vocalizaciones y gesticulaciones.