Seleccionar página

La radio ha evolucionado a través de los tiempos. De hecho, en sus inicios, la estabilidad de las señales no era buena, por lo que se perdía la sintonía.

radio rusa 1

En Rusia, existe una estación que sigue inquietando a muchos radioescuchas desde hace más de tres décadas con el carácter de sus emisiones. A principios de los ochenta, en la mítica frecuencia de 4625 kHz empezaron a difundirse señales de una estación de onda corta, que provenían desde un territorio de la extinta Unión Soviética y que podían ser percibidas en varias partes del mundo.

Se trata de la estación denominada “UVB-76”, que desde finales del 2015 su distintivo es “ZhUOZ”. Sus señales son curiosas por el hecho de que representan un zumbido misterioso que no tiene una explicación.

Además, tras pausas que pueden durar unos meses o varios años, en la emisión surgen voces que dictan mensajes compuestos por números o palabras separadas, similar al código Morse. En muchas ocasiones, son nombres. “Anna, Nikolái, Iván, Tatyána, Román”, reza una de las comunicaciones.

Hubo ocasiones en las que la señal se paraba, pero luego volvía la emisión. Ello tuvo lugar en el 2010, el mismo año en que la estación emitió partes de El lago de los cisnes, del Piotr Chaikovski.

En el 2015 un mensaje de una voz masculina dictó una serie de nombres: “Mikhail, Dmitri, Zhenya, Boris”, que fue calificado como el cambio del distintivo de llamada para “MDZhB”.

Teorías de conspiración sugieren varios propósitos de la estación de radio. En particular, algunos estiman que se trata de una red de comunicación militar rusa, mientras otros creen que en el pasado eran mensajes encriptados enviados por Moscú a sus espías en el extranjero.

El portal ENIGMA 2000 sugiere que el “zumbador” es un sistema de aviso de emergencia que sería utilizado por los militares rusos en caso de un ataque nuclear. Esta información no ha sido confirmada.