Seleccionar página

Lo que empezó como un debate entre un grupo de racistas y xenófobos noruegos sobre medidas migratorias más restrictivas, terminó en un ridículo.

mujer burka 1

Una foto publicada en un grupo de Facebook llamado Fedrelandet viktigst (La tierra de nuestros padres primero) pretendía ser la prueba definitiva de que era necesario poner una prohibición al burka, una prenda musulmana que cubre casi completamente el cuerpo femenino, incluido el rostro.

Comentarios como “aterrador”, “una tragedia”, “da miedo”, “Échenlos de nuestro país (…) Estamos viviendo tiempos de mucho miedo”, fueron algunas de las respuestas; sin embargo, todos se habían dejado llevar por su imaginación: la imagen no mostraba ninguna mujer musulmana y mucho menos ningún terrorista; simplemente se veían unos asientos de autobús vacíos.

La imagen fue publicada como un “chiste” por Johan Slåttavik, y su intención no era otra que conocer “cómo las percepciones de una imagen están influidas por cómo otros alrededor reaccionan.

La fotografía comenzó a hacerse viral por todo el país, con comentarios provocados por los asientos vacíos confundidos por “terroristas”.