Seleccionar página

Una agencia inmobiliaria británica, Galbraith, ha sacado a la venta un bien muy especial: no es una casa, ni un chalé. Es una isla en Escocia, informa The Independent.

islaross

Se trata de la isla de Ross, de 12 hectáreas. El precio, unos 370 mil euros, casi 8.5 millones de pesos mexicanos, una verdadera oferta si se toma en cuenta que la isla cuenta con una pequeña playa y una casa con seis habitaciones.

En la isla, además, hay un faro, aunque no entra dentro de la venta. Eso sí, la isla tiene dos inconvenientes. El primero, que en 1960 fue el escenario de un asesinato. En concreto, Robert Dickson, uno de los fareros, acabó con la vida de su compañero, Hugh Clark. Dickson sería ahorcado después.

El otro inconveniente ya lo avisa la agencia: aconsejan que el comprador sea “un marinero competente”, ya que solo se puede llegar en barco o en helicóptero.

Fuente: 20minutos.es