Seleccionar página

China cuenta con un sofisticado método de reproducción de pandas en cautiverio, pero en esta ocasión logró el nacimiento de un osezno mediante el apareamiento de una de sus hembras de dicho programa con un macho silvestre, a fin de aumentar la riqueza genética de los ejemplares.

caocao2

El primer nacimiento de este tipo en el mundo ocurrió la madrugada del pasado lunes en la suroccidental provincia de Sichuan, informó Zhang Zhizhong, jefe del Centro de Conservación e Investigación de Pandas gigantes del Partido Comunista.

La madre es la panda Cao Cao, de 15 años de edad. La cría es una hembra que pesó 216 gramos al nacer, 66 gramos por encima del promedio de nacimiento, indicó un despacho de la agencia Xinhua.

Wu Daifu, uno de los técnicos de la base de conservación Hetaoping donde ocurrió la gestación y el alumbramiento, destacó que el peso superior a la media revela la buena salud y el apetito de la madre durante la gestación.

Hetaoping permite el desenvolvimiento de los pandas en condiciones casi silvestres. Con un sistema de posicionamiento global colocado en un collar, Cao Cao fue dejada en el bosque el 1 de marzo pasado.

De acuerdo al sistema de seguimiento, el 23 del mismo marzo se apareó por un minuto y 30 segundos con un panda en estado silvestre.

Cao Cao nació en estado silvestre y a los dos años fue llevada a la base Hetaoping, donde ha tenido en cautividad seis crías, incluidos dos gemelos.

El nacimciento forma parte del proyecto lanzado en 2016 para enriquecer la herencia genética de la población cautiva, a la fecha de 471 ejemplares, con genes provenientes de ejemplares en estado silvestre.

(ntx)