Seleccionar página

Existen diversas situaciones que pueden hacer que el valor de una propiedad aumente; algunas de ellas ajenas al dueño del inmueble, pero otras que él mismo puede realizar para incrementar el valor de su hogar.

remdelarcasa

Muchos propietarios no saben que ellos mismos pueden influenciar el valor de su inmueble, si invierten 10 por ciento de su precio para efectuar algunas remodelaciones.

De esta manera, se debe llevar a cabo un reacondicionamiento para agradar al grupo o perfil de personas que se tiene como objetivo, además de optar por aquellos que beneficien más el valor de la habitación.

Por ejemplo, en México la remodelación del baño y el de la cocina es lo que añade más valor a una casa, puesto que en el precio de venta se puede recuperar lo invertido fácilmente.

La pintura fresca en las paredes también es sinónimo de revalorización, pero los colores para exteriores deben ser neutros, pues no se puede arriesgar el rechazo de un comprador, y lo mismo pasa con los interiores.

Si se cuenta con un patio amplio, cualquier estructura de calidad que esté allí permitirá que el precio de venta sea mayor, tales como una alberca, una terraza, un porche o pisos de madera y crear un jardín.

De igual forma, siempre hay que revisar que la luz natural fluya sin obstrucciones, al utilizar cristales con transparencias o bombillas con tonalidades claras, que hacen ver la superficie del inmueble de mayor tamaño.

Y si es posible considerar añadir más metros cuadrados habitables, alargando una sala, recámara o cocina y utilizando el espacio que ocupa una terraza, patio o jardín. Pero esto se debe evitar realizar cuando la ampliación sea poco significativa.

Cabe destacar que en 2016 se verificó un incremento en las residencias de 7.55 por ciento, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), y para el presente año también se espera que haya un aumento significativo.