Seleccionar página

El fenómeno selfie llegó para quedarse y hay unos que han pasado a la historia, como el de Ellen DeGeneres en la entrega del Oscar, pero hay otro que está en debate sobre los derechos de autor.

selfie macaco 2

Una corte federal de apelaciones en San Francisco deberá decidir si un animal puede poseer los derechos de autor de unas fotografías.

Este es el caso de Naruto, un macaco que en 2011 tomó unas fotos de sí mismo con una cámara que encontró sola en su hábitat, en Sulawesi, Indonesia. La cámara que usó era del fotógrafo británico David Slater, cuya empresa tiene los derechos de las selfies del sonriente mono en Gran Bretaña.

Estos derechos de autor, de Wildlife Personalities Ltd., deben de ser respetados en todo el mundo, sostiene el fotógrafo, pero la organización Personas por la Ética en el Trato de los Animales (PETA) dice que el curioso mono estaba acostumbrado a las cámaras y se tomó las fotos cuando se vio a sí mismo en el reflejo del lente.

En el 2015, la organización defensora de los animales pidió a la corte que todas las ganancias de esas fotos fueran para beneficio del animal.

Si la corte falla en favor de los alegatos de PETA, sería la primera vez que un animal tuviera derechos de autor, en vez de ser declarado patrimonio de alguien.