Seleccionar página

Todos hemos sentido esa incómoda sensación de ver cómo una conversación se estanca de repente y vienen los silencios incómodos. ¿Qué hay que hacer en esos casos para no resultar antipáticos? La Universidad de Harvard tiene la respuesta.

persona simpatica1

El centro de estudio investigó qué herramientas y estrategias son las mejores para acercarse verbalmente con éxito a un extraño o a alguien que apenas conocemos. La conclusión de los expertos no admite discusión: hacer preguntas.

En una serie de estudios, los investigadores de Harvard analizaron más de 300 conversaciones, tanto vía internet como cara a cara, entre personas que apenas se conocían y entre quienes sí se conocían.

Para las conversaciones online, a los participantes se les asignó una persona aleatoria para que hablaran con ella durante 15 minutos. En el primer estudio, uno de los integrantes debía hacer muchas preguntas o, por el contrario, formular muy pocas, mientras que en el segundo estudio, las personas tenían que optar por hacer muchas o pocas preguntas.

Para las conversaciones cara a cara, los científicos examinaron datos de un estudio previo en el que habían participado 110 personas en un evento de citas rápidas.

persona simpatica2

Los resultados para las tres pruebas fueron idénticos: aquellos que habían hecho más preguntas durante una conversación, sobre todo preguntas de seguimiento, fueron percibidos como personas más agradables, tanto en charlas online como en persona.

“Identificamos una relación sólida y consistente entre preguntar y gustar”, concluyó la investigación de Harvard. “Las personas que hacen más preguntas, en particular las de seguimiento, son más apreciadas por sus compañeros de conversación”.

Según los investigadores, las preguntas de seguimiento muestran atención, validación y comprensión y dan a entender que una persona no sólo está escuchando, sino que también está interesada en su compañero.