Seleccionar página

Un grupo de expertos chilenos y extranjeros se reunirán en octubre próximo en Santiago, la capital chilena, para emitir un informe sobre las causas de la muerte del premio Nobel de Literatura 1971, Pablo Neruda, informó la familia del vate.

neruda-1

El sobrino de Neruda, Rodolfo Reyes, y la perito de la familia, Gloria Ramírez, indicaron en rueda de prensa con corresponsales extranjeros que expertos de Dinamarca, Estados Unidos, España, Canadá y Chile expondrán en un panel sus teorías y emitirán un informe pericial que será entregado a la justicia.

El juez especial para causas vinculadas a derechos humanos, Mario Carroza, investiga la muerte del poeta chileno en la privada Clínica Santa María, ocurrida el 23 de septiembre de 1973, que según el certificado de defunción se debió a complicaciones derivadas de un cáncer de próstata.

Sin embargo, nuevos antecedentes entregados a la justicia permitieron abrir una investigación en 2011 para determinar si Neruda murió debido al cáncer que padecía, o fue envenenado por agentes de la dictadura militar (1973-1990), que se instaló 12 días antes de la muerte del poeta.

Evidencias recogidas por la familia, como fotografías y pertenencias personales del poeta, fueron presentadas a la justicia para demostrar que no había perdido peso y que incluso había estado escribiendo días antes de su muerte.

En 1991, cuando se exhumaron los restos por primera vez, se encontró en su ataúd un cinturón que evidenciaba su complexión gruesa (de al menos 90 kilógramos de peso), muy lejana al estado en que debería haber muerto si hubiese tenido cáncer de prostata.

El último chofer que tuvo el exdiplomático, Manuel Araya, sostuvo en declaraciones judiciales que el vate fue envenenado por agentes del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) mediante una inyección que le introdujo la bacteria “estafilococo dorado” en el abdomen.

Con base a estos antecedentes, los restos de Neruda fueron exhumados nuevamente en abril de 2013 por orden del juez Carroza para ser sometidos a análisis en el extranjero, los que descartaron un envenenamiento, pese a lo cual la investigación sigue abierta a la espera de pruebas de mayor peso.

Reyes, hijo de un hermano de Neruda, señaló que las conclusiones a las que lleguen los expertos en octubre próximo, en dos jornadas de trabajo, serán entregadas al juez Carroza como un aporte a su investigación, la cual podría ser cerrada en los próximos meses.

El presidente mexicano Luis Echeverría ofreció a Neruda trasladarlo a México por vía aérea tras el golpe de Estado, viaje que se concretaría el 22 de septiembre de 1973, pero fue el propio poeta quien cambió la fecha del viaje para dos días después sin que se pudiera concretar porque murió 24 horas antes de partir al exilio.

(ntx)