Seleccionar página

Considerado una de las inteligencias más lúcidas de la cultura de nuestro país, Carlos Monsiváis ejercería una gran influencia en el desarrollo del periodismo mexicano.

carlos monsivais 3

Desde muy joven estuvo dotado de un vasto bagaje cultural, su humanismo polifacético hizo de “Monsi” uno de los pensadores que mejor supo indagar en los aspectos fundamentales de la sociedad, la política y la cultura mexicanas.

Sus posiciones políticas y su perspectiva crítica lo llevaron, desde el inicio de su carrera periodística, a dar cuenta de todos aquellos fenómenos que implicaban un desacato al autoritarismo, al orden establecido y al conservadurismo. De ahí su interés en el movimiento estudiantil de 1968, los ídolos populares, como El Santo y Cantinflas; el movimiento feminista, las figuras contestatarias de izquierda y los personajes o acontecimientos que en algún sentido implicaban un avance de las ideas progresistas y un rechazo a toda posición autoritaria.

Promovió los derechos de las minorías sociales, la educación pública y la lectura. Apoyó abiertamente la lucha por la diversidad sexual y los derechos de los animales. Fue un firme partidario de la despenalización del aborto y luchó en contra de la tauromaquia, lo que le generó muchos detractores en los sectores conservadores.

Otro de sus intereses fue el cine nacional. Escribió múltiples ensayos y acercamientos al tema como el libro Rostros del cine mexicano, y dirigió por más de diez años el programa El cine y la crítica en Radio UNAM. Además, participó como actor en varias películas mexicanas, entre las que se encuentran Un alma pura de Juan Ibáñez, Los caifanes de Juan Ibáñez, Las visitaciones del diablo de Alberto Isaac o Zapata de Felipe Cazals.

carlos monsivais 2

Fue ensayista, cronista y narrador mexicano, y dirigió suplementos culturales en los más importantes diarios y revistas de México, además de ser un asiduo colaborador de múltiples publicaciones periódicas.

Una de las principales características de su obra es el humor ácido, la ironía y la sátira política. En su columna “Por mi madre, bohemios”, que se editó por décadas en diversas publicaciones del país, compiló declaraciones de políticos, empresarios, representantes de la Iglesia y otros personajes de la vida pública, satirizando su ignorancia o su visión limitada del mundo y exhibiendo la demagogia de la clase gobernante en México.

Carlos Monsiváis fue internado el 1 de abril de 2010 en el área de terapia intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, debido a una fibrosis pulmonar. Finalmente, el 19 de junio de 2010 la Secretaría de Salud comunicó su deceso a causa de una insuficiencia respiratoria. Su féretro estuvo expuesto en el Palacio de Bellas Artes y como reconocimiento a su apoyo en la lucha de las minorías sexuales, se colocó la bandera LGBT sobre el ataúd.