Seleccionar página

Una de las cosas que más alienta a los equipos deportivos es tener una afición que les eche porras en todos los partidos que disputan, más si se trata de viajar kilómetros para acompañarlos en su visita a estadios de equipos rivales. Un estadio vacío es algo que definitivamente no motiva.

hincha solo 1

“¡No tenemos grandes conquistas, no tenemos una hinchada numerosa, pero estamos seguros de que nunca estaremos solos!”, fue el mensaje publicado en la cuenta oficial del club brasileño Angra dos Reis en honor a Daniel Oliveira, el único simpatizante que los acompañó desde la tribuna en el partido que su equipo ganó 4-0 ante Ceres, por la tercera división del fútbol de Río de Janeiro.

Su sola presencia no fue lo más llamativo, sino el cómo de su estadía en la tribuna. Oliveira viajó siete horas sólo para ver el partido; salió de su casa a las 7:40 de la mañana, luego tomó un tren y otros dos autobuses hasta que caminó los últimos tres kilómetros para llegar al estadio y ver el partido.

El particular hincha tiene una historia de mucho cariño con su equipo a partir de una tragedia. En las últimas horas del 2009, sobrevino sobre Angra dos Reis, una de las zonas turísticas más bellas de Brasil, una impresionante lluvia que provocó un deslizamiento de tierras que dejó 53 muertos y enormes pérdidas materiales para cientos de familias, entre ellas la de Oliveira, que se quedó sin casa como consecuencia del temporal.

Entonces, comenzó a vivir en el estadio de Angra, pero su padre no lo dejaba ir a todos los partidos. Cuando su familia pudo restablecerse de la pérdida de su casa, se mudó, y en el barrio se encontró con un vecino que acompañaba siempre al equipo, quien le pidió que lo acompañara y desde entonces, jamás se perdió un partido.

Oliveira se hizo notar: “Grité oleeeeeee solo. Celebré los goles, le pedí al árbitro un penal y se dio vuelta para mirarme, y al final volví con tres puntos. Hasta el técnico Leandro Silva dijo que mi presencia allí había sido importante para el equipo”, comentó el hincha más apasionado del Angra.