Seleccionar página

El centro histórico de Chihuahua cuenta con un nuevo monumento, en honor a la madre, pero con dedicatoria al principal grupo nativo del Estado: los rarámuris o tarahumaras.

monumento raramuri 2

Este monumento a la Madre Rarámuri quedó instalado en un espacio anexo a la Plaza de la Grandeza, en el corazón de la ciudad y fue develado el 10 de mayo de 2013, como parte de los festejos por el Día de las Madres.

La escultura tiene una altura de seis metros y fue elaborado por la escultora Lourdes Trevizo. La figura porta el traje tradicional, consistente en blusa corta y falda con amplio pliegues, cinturón tejido y paliacate en la cabeza.

El objetivo de dicha escultura es dar realce a la Plaza y conmemorar el Día de las Madres, pero sobre todo, destacar la cultura rarámuri, originaria de Chihuahua, además de reivindicar el valor de los pueblos indígenas, para despertar el aprecio, respeto y solidaridad que le debemos.

Esta obra forma parte de la regeneración del centro histórico y de los espacios abiertos y peatonales que se habilitaron por parte del gobierno del Estado.

No es la primera vez que a los pueblos nativos del Estado les es dedicado un monumento, ya que desde hace años hay uno para el líder Teporaca, instalado sobre la avenida Universidad de la capital chihuahuense.