Seleccionar página

Las abuelitas son adorables porque son consentidoras. Desde ese juguete que tienen tantas ganas hasta pastelitos hechos por ella, siempre tienen grandes detalles con sus nietos.

cupckae 1

No obstante, una abuela hizo algo “sin querer queriendo”, pues horneó unas deliciosos cupcakes para su nieto que tendría un festival en su escuela, pero los decoró con veneno para ratas. Afortunadamente, ningún pequeño sufrió envenenamiento.

El hecho ocurrió cuando se festejaba el día de los jardines en una escuela de Guaymellén, Argentina, donde cada alumno tenía que llevar algo para comer y compartir.

La abuela de uno de los niños se ofreció para hacer los cupcakes para todos, pero confundió veneno para ratas con granillo para decorarlos.

Más tarde, la mujer se dio cuenta de su equivocación y alertó inmediatamente a su hija. Ésta a su vez, avisó a la directora y la maestra de su hijo, quienes junto a la supervisora actuaron rápidamente para evitar que tanto los chicos como los adultos se intoxicaran.

Los chicos fueron llevados al Hospital Notti donde fueron asistidos, se les hicieron estudios, estuvieron un rato en observaciones, pero ninguno debió ser internado.