Seleccionar página

El Canal de la Perla es, hasta hoy, un gran misterio. Se trata de un túnel amurallado, con muros de piedra de un metro de grosor, con techo abovedado revestido de ladrillo estilo franciscano que se encuentra bajo el centro histórico de la ciudad de Torreón, en Coahuila.

canal perla 2

Este sitio fue redescubierto en marzo de 2003 por accidente, y a la hora de escarbar un poco más, surgió el canal, que más tarde se convertiría en un paseo turístico para conocer la historia de la región.

Se sabe que fue construido en 1893 como canal de riego llevando agua del Río Nazas a las tierras de la Hacienda la Perla, con una distancia de mil 200 metros, para después utilizarlo como drenaje pluvial y de aguas negras que, junto con otros desechos naturales, se fueron acumulando con el paso de los años hasta rellenarse con capas de sedimento casi 90 por ciento de su capacidad y pasar al olvido durante décadas.

Existen algunas leyendas que siempre se entretejen en torno a un escenario como La Perla. Incluso se sabe que existen más de cinco “historias perdidas” por ahí. Algunas dicen que bien pudo haber sido utilizado como refugio o como punto de reunión para orquestar algún ataque durante la época de la Revolución a principios de la segunda década del siglo XX.

En nuestros días, el Canal de La Perla cuenta con numerosos restaurantes, librerías, galerías y tiendas artesanales en los que se respira una atmósfera de paz y cultura, sobre todo debajo de su gran bóveda estilo franciscano.