Seleccionar página

La cuna de uno de los personajes más importantes en la historia de México es actualmente un museo en el que desde su arquitectura con elementos barrocos como neoclásicos son para admirarse.

casa allende 2

Este histórico edificio, comenzó a construirse en 1760 por Domingo Narciso de Allende y Ayerdi, y un año después fue dado como regalo de bodas a María Josefa de Unzaga, su esposa, ambos padres de Ignacio Allende, donde nació y creció este héroe de la Independencia de México. A finales de 1810, la casa fue confiscada por el gobierno virreinal; meses antes, de ahí salió el primer ejército insurgente hacia su primera batalla formal.

Consumada la independencia de México, el nuevo gobierno regresó la propiedad a sus dueños, quienes posteriormente la vendieron. Desde 1860 perteneció a la familia González Larrinúa y a principios del siglo XX fue vendida a la familia del señor Vega, que la conservó hasta 1976, año en que la adquirió el estado de Guanajuato, que inició su restauración en 1985.

El edificio consta de dos niveles y como en la mayoría de las casas de esa época, las habitaciones se comunicaban entre sí. La fachada, de un solo parámetro, es asimétrica; su acceso principal se enmarca con una rica portada barroca con elementos neoclásicos, sus balcones y rejas lucen herrería de fierro forjado con bellos diseños.

casa allende 3

El Instituto Nacional de Antropología e Historia presentó al gobierno del estado un proyecto para la conformación de un museo, iniciándose los trabajos de montaje a fines de 1989, para que en marzo de 1990 fuera inaugurado.

En la primera sala de la planta baja, se pueden ver las características de la región desde el Plioceno, desarrollo prehispánico local y los primeros asentamientos en la cuenca del río Laja. En la planta alta las salas se refieren a la fundación San Miguel en la época novohispana, aspectos de la vida social y cultural, comercio, artesanías, educación y la formación de milicias.