Seleccionar página

La industria del vidrio en Monterrey nació a principios del siglo XX, casi al mismo tiempo que crecía la producción cervecera, la cual requería fabricación masiva de botellas. Este fue el origen de Vidriera Monterrey S.A., conocida en la actualidad como VITRO.

museo del vidrio 2

Con el fin de rescatar, preservar y difundir la historia del vidrio en México, así como promover una cultura de aprecio al mismo e incentivar la producción artística con este material, se abrió el Museo del Vidrio.

El inmueble que ocupa el museo fue terminado en 1909 para funcionar como las primeras oficinas generales de Vidriera Monterrey. El proyecto estuvo a cargo de don Roberto G. Sada, pionero de la industria del vidrio en nuestro país.

En 1989, con el aval del Instituto de Antropología e Historia, se iniciaron las actividades de restauración y acondicionamiento del antiguo edificio para convertirlo en el Museo del Vidrio, respetando siempre los patrones arquitectónicos de la época y conservando los materiales con que fue construido el inmueble. Una vez remodelado, el recinto cultural abrió sus puertas en 1992.

El Museo del Vidrio se compone de dos niveles y un ático; en el primero se exhibe el tradicional vidrio europeo de los siglos XVI al XIX, la llegada de éste a nuestro continente y su comparación con la producción europea. El vidrio pulquero, de origen mexicano, es otro de los atractivos que se encuentran en este piso.

museo del vidrio 3

El segundo nivel está dedicado al vidrio popular e industrial. En sus salas se pueden apreciar varios ejemplares de vidrio artesanal, una tradicional botica del siglo XIX y una serie de piezas de vidrio farmacéutico de la época, vidrio industrial y muestras de los primeros productos en serie fabricados por Cristalería y Vidriera Monterrey.

El ático del museo, que en un principio utilizado como sala de exposiciones temporales, ahora alberga la colección permanente de arte contemporáneo en vidrio, integrada por obras de artistas locales, nacionales e internacionales.