Seleccionar página

No han pasado ni 10 días desde que un terrorista de origen musulmán detonó un par de bombas en un concierto de Ariana Grande, por lo que los habitantes de Manchester aún viven con el miedo latente.

joven musulman 2

Para evitar la discriminación contra más de 400 mil personas musulmanas que viven en Manchester, un joven decidió combatir el odio y el miedo con amor.

Baktash Noori, musulmán residente de Manchester, se pasó los últimos días con los ojos vendados y parado en la esquina de la calle Manchester’s Market con los brazos abiertos. A sus pies, tenía un letrero con estas palabras: “Soy un musulmán y confío en ti ¿Confías en mi lo suficiente para darme un abrazo?”.

Aunque durante los primeros segundos de su acción pareció que Noori no tendría éxito, rápidamente los peatones le tomaron la palabra. Personas de todas las edades se acercaron para abrazar al joven, quien les agradece profundamente..

“Déjame decirte que te abrazaría cada día de la semana porque confío en ti completamente”, le dice una mujer al tomar a Baktash entre sus brazos, mientras otra persona le regala una botella de agua.

Paseantes conmovidos, parejas, hombres que iban a trabajar, personas en sillas de ruedas y niños se acercaron para abrazar por unos segundos al joven. Hay quienes, inclusive, hicieron fila para cumplir con el bloguero.