Seleccionar página

En la Península de Yucatán hay más de siete mil cenotes. Los mayas solían considerarlos como sitios sagrados de vida y muerte, fuentes proveedoras de agua y una entrada al inframundo. De hecho, se han encontrado restos de animales, fósiles, así como ofrendas que los mayas lanzaban a los cenotes; también se cuenta que los cenotes están interconectados y desembocan en el mar.

cenote sagrado azul 2

Uno de ellos es el cenote Sagrado Azul Ik Kil, uno de los más espectaculares de Yucatán, por su forma circular con una entrada de luz que permite ver en sus aguas cristalinas tonalidades azules y verdes.

El cenote Ik Kil posee muchos atractivos: uno de ellos es poder contemplar desde las alturas los árboles y vegetación exótica que caen como cascadas al centro del cenote, un escenario magnífico para fotografías cautivadoras.

Si lo tuyo es ser intrépido, puedes echarte clavados de hasta cinco metros de altura, ya que el cenote cuenta con 40 metros de profundidad; ahora bien, si eres amante de la naturaleza, también puedes nadar entre peces de colores y observar aves silvestres.

Para entrar al cenote, se deben bajar unas escaleras de piedra con balcones para ver lo hermoso de este lugar natural y por supuesto, para tomar fotografías. Resulta ideal para refrescarse en sus aguas después de la visita a la zona arqueológica, por tener una temperatura agradable que da un descanso en un escenario natural.

cenote sagrado azul 3

Las noches en Ik Kil son una mezcla de sonidos de las ranas, los grillos y monos, ya que se encuentra rodeado de árboles en donde los pequeños animales silvestres como el venado se acercan y disfrutan de la belleza natural que este lugar tiene.

La zona cuenta con todos los servicios para una estancia agradable, incluso hay cabañas y habitaciones disfrutar de las noches cautivadoras, llenas de estrellas que se pueden apreciar.