Seleccionar página

Los mejores jugadores de béisbol en Grandes Ligas tienen un lugar destinado donde serán recordados por siempre, gracias a sus logros y hazañas como profesionales. Se trata del Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York, donde sólo los inmortales de la pelota caliente acceden.

homero al bat 2

Este recinto de culto al Rey de los Deportes tiene un nuevo residente: Homero Simpson, y no es broma. El personaje amarillo ya tiene su placa en Cooperstown, en un homenaje que le hace el mundo del béisbol por el 20 aniversario del episodio Homero al Bat.

Steve Sax, Wade Boggs y Ozzie Smith, tres de los peloteros que aparecieron en el episodio, estuvieron en la ceremonia de inducción.

El 20 de febrero de 1992 se estrenó este capítulo, en el que Homero y el equipo de softball de la planta nuclear de Springfield rompe todos los pronósticos y termina la temporada invicto, pero el señor Burns les rompe la moral al contratar a jugadores de las Ligas Mayores para el último partido, creyendo que así aseguraría ganar una apuesta con el dueño de la otra planta nuclear.

Sin embargo, la mayoría de los peloteros padecen algún percance que les impide jugar, por lo que los jugadores de la planta juegan y ganan el partido, gracias a una carrera de caballito cortesía de un golpe a Homero, quien quedó inconsciente.

La gran temporada de Homero y de su sacrificio en el juego final están representados en su placa en el Salón de la Fama.