Seleccionar página

Un sitio de interés para quien visita la ciudad colonial de Taxco de Alarcón, es sin duda, el Museo Arqueológico Guillermo Spratling.

museo guillermo spatling 2

El museo debe su nombre a William Spratling, quien revitalizó Taxco con la creación de la industria platera y el trabajo de hojalata. Este estadounidense vivió en esa ciudad desde 1929, donde comenzó su labor con un grupo de plateros de Iguala, con los que, en 1931, formó su primer taller.

Además, fue caricaturista, aviador, escritor, horticultor e incluso una de las calles de Taxco fue bautizada con su nombre. Spratling se dedicó a coleccionar piezas prehispánicas, actividad en la que fue iniciado por Diego Rivera y que se convirtió en una de sus pasiones.

A la postre reunió una magnífica colección de reproducciones y objetos originales arqueológicos e históricos, de la cual donó una parte a la UNAM en 1960 y publicó el libro Más humano que divino. Tres años después, con la inauguración del Museo Nacional de Antropología, cedió al mismo los objetos de estilo Mezcala.

Murió en 1967 y, de acuerdo con su testamento, el resto del acervo, compuesto por dos mil objetos, pasó a manos de la población de Taxco. De este modo, en julio de 1975, se creó el museo que lleva su nombre, el cual exhibe objetos arqueológicos de cinco regiones culturales de Mesoamérica, así como una muestra de la producción orfebre y lapidaria de Nayarit, Colima, Guerrero y la Huasteca potosina.