Seleccionar página

Para nuestras abuelas, la virginidad era una cuestión de honor que, al perderla, tenía más repercusiones psicológicas que sexuales. Hoy por hoy, se asume como algo tan común y corriente como hablar de moda o música, y no se le da tanto peso como anteriormente.

sitio virginidad 2

De hecho, ha comenzado a ser vista como moneda de cambio para obtener algún beneficio. En la actualidad, han salido a la luz varios casos de chicas que ponen en subasta su virginidad por boletos de conciertos de su artista favorito o algún viaje.

No obstante, ha surgido un sitio de internet en donde las jóvenes que no han experimentado su primera relación sexual pueden poner a la venta sus virginidades, así como servicios de acompañamiento.

Cinderella Escorts se volvió viral por el caso de Kim, una chica alemana de 18 años que quiere vender su virginidad al mejor postor para pagar sus estudios, un departamento y según dice, hasta un auto.

El creador del sitio, Jan Zakobielski, señaló que las chicas deben pasar un examen psicológico para que estén seguras de que quieren hacer algo así.

La mayoría de chicas que recurren al sitio, señalan que lo hacen para ganar dinero a partir de algo que consideran irrelevante; dicen que podrían perder la virginidad con cualquier chico que luego las dejaría y no ganarían nada.

Aunque hay dudas sobre la veracidad del sitio, las transacciones son reales y las chicas lo ven como una buena alternativa sin que corran tanto peligro que si lo hacen por su cuenta.