Seleccionar página

Después de los eventos relacionados con el juego de la Ballena Azul en varias partes del mundo, ahora sale a la luz un nuevo juego violento: El Abecedario del Diablo. Hasta el momento, se desconoce la información sobre la persona que inició esta moda en las escuelas, pero se sabe que los primeros casos se han dado en España, específicamente, en Asturias.

abec diablow

Hasta el momento no ha habido víctimas mortales, pero el juego ha ido aumentando su popularidad. El método del juego es el siguiente: el participante tiene que recitar el abecedario de la A a la Z y decir una palabra con cada letra mientras otro niño lo pellizca o araña en las manos aumentando la fuerza conforme va hablando. El resultado final es un niño o niña con manos llenas de heridas por cumplir el reto.

Las heridas pueden hacerse con las uñas pero la mayoría de las veces se hace uso de tijeras, cutters, entre otros objetos punzocortantes. El juego se dio a conocer por medio de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE), ubicada en España, tras una denuncia por parte de una madre en Mieres, Asturias, quien notó heridas en las manos de su hijo de 8 años.

Se cree que este caso es el primero, pero no el único. Por ahora, aún no se ha pronunciado al respecto ningún directivo escolar, pero la directora de ACAE, Encarna García, menciona que por lo que se sabe hay un líder que elige a los jugadores y el abecedario es sólo una prueba para poder acceder a un club. Asimismo, en su página de Facebook, la Asociación publicó varias medidas para los padres de familia y así estar al pendiente de los niños.

No obstante, así como ocurrió con el juego más reciente de la ballena y con otros juegos de ese estilo, aún hay padres de familia que afirman que son “juegos de niños”. Diversas asociaciones, enfocadas a la protección de la niñez, han insistido en el tema del bullying en las escuelas; pues ha ido incrementado en los últimos años. Tan sólo en México, durante el Congreso Internacional sobre Mobbing y Bullying, se dio a conocer que 60% de los niños que fueron acosados en sus escuelas se suicidaron.