Seleccionar página

Indudablemente vivimos en la era de la tecnología, la cual está presente en casi todos los aspectos de nuestra vida y una muestra de ello es el i.Con, el primer wearable enfocado a la sexualidad, el cual es un aro diseñado para usarlo en la base del condón, resistente al agua y que puede adaptarse a diferentes tamaños.

icon wear

Creado por la compañía británica de condones British Condoms, el i.Con tiene integrado un puerto de micro USB para poder conectarse a tu computadora, necesita una hora de carga y dura de 6 a 8 horas.

Gracias a un nanochip y a los sensores incluidos en el i.Con, éste puede medir y recolectar estadísticas importantes durante la actividad sexual. Entre los datos que pueden obtenerse se encuentran las calorías quemadas durante una sesión, la frecuencia y duración de ésta, la temperatura de la piel, así como la velocidad del acto sexual.

Para poder descargar tu información reciente, el aro incluye una app ligada al dispositivo vía Bluetooth. Toda la información descargada se puede mantener de forma anónima, pero también los usuarios tienen la opción de compartir sus datos si así lo desean y comparar con otros usuarios de la aplicación. Después de realizar la descarga, el aparato se reinicia para poder ser utilizado en una nueva sesión.

Uno de los beneficios que se espera de este dispositivo a largo plazo, es la posibilidad de poder detectar Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Los diseñadores del i.Con siguen probando los filtros de anticuerpos incluidos en el aro y de ser exitoso, éste podría detectar la presencia de proteínas o antígenos que normalmente están presentes en una ETS y enviar una alerta a tu smartphone.

Actualmente el producto sólo se encuentra disponible a través de la página de British Condoms y tiene un costo aproximado de 60 libras (1,459 pesos mexicanos) junto con un año de garantía, pero la empresa espera que la popularidad del i.Con vaya aumentando para así poder comercializarlo de manera internacional.