Seleccionar página

La alopecia es un efecto secundario frecuente de los tratamientos oncológicos. Aunque se trata de uno de los aspectos menos importantes de la enfermedad, puede tener consecuencias psicológicas a las que en ocasiones no se les presta la atención necesaria.

familia pelo 3

Si bien la mayoría de las veces el pelo vuelve a crecer, de momento es un golpe muy duro para el estado de ánimo del paciente. Afortunadamente, muchas personas están dispuestas a donar su pelo para que se realicen pelucas y así sacar sonrisas a quienes lo están necesitando.

La familia Kannisto es un ejemplo de ello y decidió hacer una buena obra para la comunidad, pensando en ayudar a los niños con cáncer. La madre, Phoebe, ya donaba cabello desde la adolescencia, pero un suceso que le ocurrió a una amiga suya tres años atrás hizo que sus hijos mayores también quisieran ayudar donando pelo.

“Hace tres años una amiga perdió a su hijo por cáncer, el niño tenía un hermano gemelo de la misma edad que mis gemelos. En el primer aniversario de su muerte mis tres hijos mayores donaron el pelo en su memoria. Desde que lo donaron hace dos años el cáncer está presente en nuestra vida. Está en todas partes. Mis hijos quieren ayudar y lo hacen dando cabello”, explicó Phoebe.

familia pelo 2

Tras esta acción de sus hermanos, los más pequeños de la casa decidieron ayudar. La familia, que vive cerca de Nueva York, está compuesta por Andre (de 10 años), los gemelos Silas y Emerson (8), los trillizos Herbie, Reed y Dexter (5) y Marah Taylor, de apenas dos años. Todos hicieron realidad la obra excepto la pequeña Marah, que a pesar de no tener el pelo lo suficientemente largo para donar, fue con su familia a la peluquería para vivir la experiencia.

Pero para llegar a realizar esta bonita obra, Phoebe tuvo que explicarles a lo largo de los meses para que no hubiera lágrimas.

Finalmente, Phoebe y sus hijos lograron reunir cinco metros de pelo que entregaron a Children with Hair Loss, organización que ayuda a los niños con cáncer y que han perdido su cabello. Todos ya están pensando en la próxima vez, y esperan que la pequeña Marah también pueda unirse a la familia melenuda.