Seleccionar página

Ya va a ser casi un año que Pokémon GO causó furor en todo el mundo, donde millones de usuarios buscaron personajes virtuales ocultos en el mundo real con la ayuda de sus teléfonos móviles.

ruso pokemon go

Uno de los episodios más recordados es el del bloguero ruso Ruslan Skolovsky, quien subió un video el año pasado en el que se le veía jugando al videojuego de realidad aumentada en una iglesia levantada en el lugar donde se cree fueron asesinados el último zar de Rusia y su familia.

El acusado estaba detenido desde octubre y hasta ahora fue condenado a una pena de tres años y medio de cárcel, por incitar al odio religioso, el mismo delito que envió a prisión durante dos años a dos mujeres del colectivo punk Pussy Riot en 2012.

El comportamiento del acusado y sus videos contra la religión demostraban su “falta de respeto por la sociedad”, afirmó la juez Yekaterina Shoponyak, señalando que Sokolovsky “pretendía ofender los sentimientos religiosos”.