Seleccionar página

A principios de los años 90, un grupo de científicos halló los huevos fósiles y un embrión de dinosaurio en Henan (China) que se popularizó con el nombre de Baby Louie. Pero no ha sido hasta ahora que un equipo internacional de científicos de varias instituciones chinas, canadienses y eslovacas ha podido determinar a qué especie pertenecía. Se trata de un nuevo Oviraptor al que han denominado Beibeilong.

baby loui

Este oviraptorosaurio en particular habría sido un gigante en comparación con la mayoría de sus parientes más cercanos. Estos dinosaurios eran robustos y tenían un pico desdentado. Con frecuencia llevaban una cresta en la parte superior de la cabeza y la mayoría estarían probablemente cubiertos de plumas.

Los investigadores publicaron el hallazgo en la revista Nature Communications a partir de una serie de fósiles que en un principio habían sido exportados fuera del país. “Estos restos en particular estuvieron fuera de China más de 20 años y su regreso finalmente nos permitió estudiar adecuadamente el espécimen y nombrar una nueva especie de dinosaurio, Beibeilong sinensis o dragón bebé de China”, dice Lü Junchang, paleontólogo en el Instituto de Geología de la Academia China de Ciencias Geológicas y coautor del estudio.

En la actualidad se encuentran custodiados por el Museo Geológico de Henan.

Los autores de este trabajo describen a la nueva especie gigante de oviraptorosaurios como el dinosaurio más grande conocido que se ha sentado en su nido y cuidó a sus crías. Los huevos tienen 45 centímetros de largo y pesan unos cinco kilogramos, lo que los convierte en uno de los huevos de dinosaurio más grandes jamás descubiertos. Se encontraron en una puesta en forma de anillo, que formaba parte de un nido que tenía entre unos dos y tres metros de diámetro, y que probablemente contenía dos docenas o más de huevos.

La investigación se centró en el estudio de los huesos de un embrión que murió al eclosionar uno de los huevos. Aunque los huesos de los dinosaurios adultos no se conocen, probablemente alcanzaran los ocho metros de largo y las tres toneladas de masa corporal, al compararlos con parientes cercanos.

Fuente: SINC