Seleccionar página

Piensa en el primer trago de cerveza que bebiste en tu vida. Seguramente no fue de tu agrado al principio; sin embargo, actualmente no es lo que sientes cuando organizas unos drinks entre amigos.

cerveza china 3

Ahora imagina por un momento que estas tomando una cerveza que incorpora orines humanos. Sí, no suena precisamente delicioso pero una cervecería danesa creó la Pisner, una cerveza a la que se le incorporan estos desechos fisiológicos en el proceso de creación.

Y es por la misma razón que decidieron llamarla Pisner, una combinación entre la forma que en Dinamarca llaman coloquialmente a la orina, y el tipo de cerveza que queda, una pilsner.

Pero no es para alarmarse; los orines son reciclados y posteriormente filtrados para que no quede ningún residuo dañino. La orina se utiliza para fertilizar y regar los campos de cebada malteada, imprescindible para la confección del líquido.

Henrik Vang, director ejecutivo de la cervecera, comentó que la razón de hacerla de este modo es que ahora son una cervecería artesanal, orgánica y reciclable.

El uso de desechos humanos como fertilizante a tal escala es una novedad y se ha denominado “beercycling”.