Seleccionar página

En el centro histórico de la ciudad de Toluca se encuentra ubicado uno de los recintos museísticos más representativos e importantes de la entidad: el Jardín Botánico Cosmovitral.

cosmovitral 2

El Cosmovitral, considerado el más grande del mundo, se encuentra en un hermoso edificio estilo art nouveau que se construyó como parte de las acciones conmemorativas del Centenario de la Independencia, para ser utilizado como mercado.

Al estallar la Revolución Mexicana y por otras eventualidades, el Mercado “16 de Septiembre” fue inaugurado hasta 1933, funcionó por aproximadamente 40 años y cuando fue reubicado en un espacio más amplio, el destino del edificio se resolvió a favor del vitral diseñado por el artista mexiquense Leopoldo Flores, quien plasmó en él la confrontación eterna entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la dualidad de ángeles y demonios.

La obra se llevó a cabo entre julio de 1978 y julio de 1980, con una superficie de tres mil 200 metros cuadrados de vitral elaborado por un equipo de 60 artesanos. Para su creación se utilizaron 75 toneladas de vidrio soplado y 25 toneladas de cañuelas de plomo; se ocuparon 28 colores diferentes de vidrio, un gran porcentaje importado de Italia, Alemania, Francia, Bélgica, Japón, Canadá y Estados Unidos.

Está compuesto por 71 módulos vitrales y en su interior alberga alrededor de 400 especies de plantas, provenientes de las regiones de México, Centroamérica, Sudamérica, África y Asia; se pueden encontrar azucenas, rosas, orquídeas mexicanas, aves del paraíso, cipreses y helechos. También hay árboles y arbustos naturales como la araucaria, proveniente de Chile; el amaranto de Brasil; el tulipero de China; el Santiaguito y el árbol de las manitas, originarios de México.

En los vitrales se puede apreciar la historia, evolución e itinerario del hombre en su ciclo cósmico, se haya entrelazado y relacionado conforme a una secuencia que transcurre en torno al edificio. La sección más conocida es la que representa al Hombre Sol, que recibe al visitante con la belleza de su significación plástica y filosófica.