Seleccionar página

A veces pueden ser molestos, a veces solidarios y cooperativos, y otras veces son unos perfectos desconocidos, así son los vecinos.

casa raya 2

Debemos confesar que la mayor parte del tiempo tenemos que tratar con ellos y a diferencia de las comunidades de hace 100 años, es menos probable que nuestros vecinos sean miembros de familias similares a la nuestra o compartan nuestra forma de pensar, lo que puede complicar la convivencia y la toma de decisiones para el bien de la comunidad.

En Londres, Zipporah Lisle-Mainwaring fue la protagonista de una polémica entre vecinos en el distinguido barrio londinense de Kensignton y Chelsea que lleva desde 2015. Esta millonaria quería demoler su casa y construir un edificio de lujo formado por cinco pisos; sin embargo, se topó con pared y sus vecinos no permitieron que se llevara a cabo el proyecto.

Debido a los obstáculos, la dueña del inmueble decidió literalmente “pintar su raya” pero no de cualquier color y no en cualquier sitio; la mujer terminó por pintar con líneas rojas y blancas la fachada de su casa, lo que molestó al resto de vecinos, que tacharon esta acción de “ofensiva” y que no se adhería al estilo de la zona.

casa raya 3

Ante esto, los vecinos llevaron a tribunal el asunto y aunque de inicio se declaró que la decoración de rayas no iba acorde y se ordenó que se repintara inmediatamente, un magistrado aseguró que las rayas eran “completamente legales”.

Por este motivo, la querella interpuesta contra Zipporah Lisle-Mainwaring, de 71 años, que se acogía a la normativa de planificación urbanística de 1990, no pudo llevarse a cabo ya que la propietaria de la vivienda recurrió en 2016 ante el Tribunal Superior, instancia que hace escasas fechas le dio la razón.